10.png
 

LA ALIMENTACIÓN SALUDABLE ES LA BASE DEL AYUNO SALUDABLE

Uno de los beneficios más poderosos y menos mencionados que trae ayunar de manera consciente, es la incorporación progresiva de una alimentación cada vez más saludable e intuitiva. 

Las personas que ayunamos nos vemos obligados a aprovechar la única oportunidad que tenemos en el día para consumir alimentos que nos den toda la energía que necesitamos. En pocas palabras, si no comemos lo que necesita nuestro cuerpo lo notamos rápidamente en el nivel de nuestra energía y en nuestro peso.


Para ayunar de manera saludable es indispensable tener una alimentación saludable y realizar actividad física.


A esta altura, sabemos que la teoría no es tan importante cómo la práctica. Nunca tuvimos tanta información sobre nutrición y dietas a nuestro alcance y un acumulo inimaginable de medicinas muy útiles. Pero nunca estuvimos tan mal cómo especie, tan enfermos y desequilibrados. Somos la única especie obesa del planeta que come de manera antinatural y eso se paga muy caro, con 100% enfermedades prevenibles!


Si queremos salir de tal desequilibrio nos conviene incorporar prácticas básicas para mantener la salud humana como el ayuno y la alimentación saludable, y además saber mover el cuerpo, descansar y manejar el estrés. Es simple, se puede y hasta contamos con una especialidad médica para resolver este problema que se llama lifestyle medicine.

 
9.png
 

COCINAR CON AMOR

La cocina para mi es un laboratorio alquímico donde la magia de la vida crea salud y más vida.

Siento que tuve la suerte ( o el buen karma : ) de nacer en una familia con muchas "COCINERAS DE AMOR", empezando por mi madre que siempre nos demostró su cariño y su amor con recetas deliciosas y nutritivas. Y mi abuela materna criada con el paladar de la cocina del sur de Italia, la tertulia y defensora de la buena mesa. Y mi abuela paterna con sus recetas de la posguerra de Europa del Este que hacía magia creando sabores increíbles con muy pocos ingredientes económicos, simples y saludables. 


Empecé a cocinar con ellas a los 12 años de edad, y nunca pare de hacerlo. Hoy mi legado y mi misión es transformar alimentos en medicinas deliciosas creando recetas funcionales hechas solo con plantas que tengan propiedades nutricionales y medicinales. 


La cocina para mi es el lugar donde puede ocurrir la magia transformadora del amor para generar vida, salud y felicidad. Es como el "sombrero negro" (la olla), que con solo algunos ingredientes bien combinados, sale como por arte de magia el "conejo blanco" que representa una receta saludable, con un sabor delicioso y a veces inolvidable.


Cocinar es algo que cualquiera puede hacer, pero cocinar saludable representa un acto muy práctico de amor propio, amor por los demás y respeto a la vida. También es un acto político coherente y revolucionario, porque cada compra que hacemos representa un voto a las empresas que harán el lobby para colocar a los políticos que nos gobiernan. Esto determina directamente nuestra calidad de vida, nuestra salud y nuestra libertad. ¿Ya lo habías pensado así?


Me gustaría que reflexiones algunos minutos con estas 3 preguntas:


  1. ¿Cómo sería nuestra salud, nuestra educación y nuestra economía, si en vez de comprar productos procesados en el supermercado de multinacionales extranjeras (o nacionales), empezamos a cultivar nuestra comida o la compramos directamente de familias de agricultores orgánicos? 

  2. ¿Estaríamos tan enfermos y desequilibrados como estamos? 

  3. ¿O viviríamos en un mundo más saludable y justo?

La espiritualidad, la filosofía y las ciencias de la salud coinciden (por lo menos en la teoría) en el valor inestimable que tiene la vida. Esto que parece obvio, pero que nos cuesta mucho poner en práctica por la cultura donde crecimos y otros tantos motivos más, es uno de los mayores problemas de nuestra humanidad. Estamos enfermando y desapareciendo por nuestra forma de comer y relacionarnos con la vida.  


  • La comida es una manera muy simple y funcional de practicar valores como el respeto, el amor, la salud, la empatía, la compasión, el cuidado, etc. 

Estos valores pueden ser aplicados a tu plato​ cuando te esmeras y preparas algo increíblemente nutritivo, medicinal, versátil, adaptable, variado, original, completo, balanceado y delicioso. Vamos a preparar nuestras medicinas : )

 
2.png
 

PREPARAR NUESTRAS MEDICINAS

Uno de los peores errores que podemos cometer en nuestra evolución personal (y como especie) es hacer de nuestra alimentación un acto ordinario y rutinario. Así es como comen los animales, pero convertir en un ritual sagrado el acto de alimentarse es una cualidad humana que requiere de conciencia y amor. Nutrirse de verdad y aprender a transformar nuestros alimentos en medicinas naturales es una parte importante de nuestra evolución.

LA HORA DE COMER​

Desde el mediodía hasta antes del atardecer es el momento en que tenemos mayor energía para digerir (agni o fuego digestivo), por eso nuestro almuerzo (o comida principal del día) es el mejor momento para abastecer mucho combustible comiendo porciones grandes con un buen aporte de proteínas (provenientes de las plantas) y fibra (ensaladas) moderando las grasas (también de las plantas) y los carbohidratos (preferentemente complejos).

ANTES DE COMER

Poner la mesa con cariño en un lugar lindo (ojalá con naturaleza cerca), agradecer tener la posibilidad de comer un plato de comida rica y saludable. Brindar con 1 vaso de agua (pequeño de 100 ml) con 1/2 limón exprimido en el momento (la vitamina C va a mejorar la absorción de nutrientes valiosos como el hierro y va a ayudar a activar a las enzimas digestivas). Un buen truco para comer menos cantidades y estar bien nutridos es tomar de 3 a 5 comprimidos de Espirulina (alga superalimento) con el agua y el limón. Es importante no beber mucha cantidad de líquidos para evitar diluir los jugos gástricos encargados de una buena digestión. Tomar jugos u otras bebidas con las comidas no es la mejor opción porque pueden generar fermentación e hinchazón.


CELEBRAR LA COMIDA

Cocinar con amor es una de las terapias más funcionales que conozco. 

  • Estar presentes preparando nuestra fuente de energía y salud es de por si sanador.

  • Comer y compartir lo que hemos creado con nuestras manos es un verdadero acto de amor y de autocura. 

  • Aprovechar este potencial poder que se nos presenta cada día es una herramienta increíble de empoderamiento personal, si ya lo haces lo sabes y sino estás a punto de descubrirlo. 


Nuestra comida principal tal vez sea nuestra mayor pausa en el día y vale la pena sacarle provecho y saborear esta experiencia.


Este es el momento de reposición de energía y es de vital importancia para nuestra salud y para ser productivos durante la segunda parte de nuestro día.


Comer comida saludable, masticar bien y estar tranquilos nos facilita la digestión evitando la producción excesiva de gases, inflamación, pesadez y malestar.


Los centenarios de Okinawa usan la frase HARA HACHI BU que significa NO SATURAR o comer hasta estar un 80% llenos.


No es necesario ni beneficioso beber mucha agua (mucho menos otras bebidas) mientras comemos. Con un vasito de agua y limón ya es suficiente.


Lo ideal es no comer postres después del almuerzo y si queremos algo dulce para cortar el sabor salado podemos comer manzana o pasas con nibs de cacao.


Cepillarnos los dientes es la manera más práctica y funcional para cerrar el tiempo de comida.

LIMPIAR Y ARREGLAR LA COCINA

El famoso dicho "no dejes para más tarde lo que puedes hacer ahora"se aplica muy bien a la cocina. Si no queremos la visita de cucarachas y otros patógenos nos conviene USAR y LIMPIAR. El orden y la limpieza son dos pilares importantes en la cocina ( y en la vida ; ).

DESCANSAR PARA DIGERIR

Tomarnos un descanso para "cortar" el día, nos ayuda a reponernos, a evitar el distrés y a optimizar nuestra digestión (y nuestra energía). Es importante saber que nuestro Sistema Nervioso Autónomo Parasimpático (SNAP) regula la digestión. Este sistema se ve inhibido por la tensión, la ansiedad y el estrés, por eso todos sabemos que si comemos con angustia, miedo, rabia o tensión nos cae mal la comida (pesado), simplemente porque no podemos digerir bien. Esto también se puede aplicar a los procesos de autocura de nuestro cuerpo, ya que nos curamos cuando estamos tranquilos ( con nuestro Sistema Parasimpático activo : )

DIGESTIÓN y SISTEMA NERVIOSO AUTÓNOMO PARASIMPÁTICO (SNAP)


Antes, durante y después de comer nuestro cuerpo se tiene que relajar para poder activar el SNAP encargado de orquestar el complejo proceso de la digestión y también el responsable de la relajación de nuestro cuerpo.


Es increíble ver como tantos mecanismos distintos se activan en simultáneo para poder transformar lo que comemos en energía útil que pueda abastecer con combustible a cada una de nuestras células.


Es importante tener en cuenta que se utiliza mucha energía para poder abastecernos de energía, y más aun cuando lo que comemos no es de buena calidad (denso en nutrientes, natural y basado en plantas) porque nuestro sistema acaba gastando más energía en digerir comida de baja calidad o de origen animal. Porque este tipo de comidas la mayoría de la veces están contaminadas con toxinas, o microorganismos patógenos como bacterias y parásitos, que nuestro sistema inmune va a tener combatir. Esto implica un gasto aún mayor de energía para intentar neutralizarlos estos invasores para que no entren y no se queden en nuestro sistema.


Nuestro SNAP es el que permite que nuestro sistema inmune (o nuestro medico interno) se mantenga activo durante la digestión para evitar enfermedades. Seguramente ya escuchaste decir que la gran mayoría de la enfermedades empiezan en nuestros intestinos. Por eso, es tan importante saber cómo activar nuestro Sistema Nervioso Autónomo Parasimpático.


Algunas técnicas que puedes practicar para relajarte y activar tu SNAP son: 

  1. Respiraciones profundas y completas meditando pasiva o activamente (puede ser cocinando, lavando los platos o cepillando los dientes). 

  2. Escuchar música relajante en un lugar cómodo y tranquilo (por ejemplo mientras cocinas, comes o descansas después de la comida).

  3. Camina tranquilamente contemplando un paisaje o algo lindo y natural.

  4. Tomar un té digestivo.

Por último, es muy importante saber que estar con el Sistema Nervioso Autónomo SIMPÁTICO (SNAS) activado al comer (o durante el proceso de la digestión, que es el momento donde estamos reponiendo nuestra energía) es lo peor que podemos hacer por nuestra digestión. El SNAS se activa con cualquier tensión o preocupación, y es el sistema que responde al estrés y dificulta la digestión, entre tantas otras cosas. 

Espero que relaciones la cantidad de veces que repetí la palabra DIGESTIÓN, con la importancia de la misma para tu nivel de energía y para tu salud en general ; )

 

MÓDULO 8

¿Cómo preparar un plato nutritivo, delicioso y saludable?

3.png