¿Es el ayuno un tipo de medicina preventiva?


Afortunadamente, cada vez más estudios científicos explican los mecanismos por los cuales el ayuno funciona como una medicina preventiva, gratuita y natural. Hoy, me gustaría que profundicemos un poco más en este asunto.




Ahora que sabemos que el ayuno renueva nuestras células (incluidas las del sistema inmune), podemos decir que funciona como una medicina preventiva gratuita y natural muy eficiente, como ninguna otra de las conocidas hasta el momento.

Como práctica saludable dentro de la medicina preventiva, se ha informado que el ayuno promueve varios beneficios para la salud, incluida la preparación de la respuesta inmunitaria. El ayuno intermitente es una posible herramienta de preparación para la defensa del huésped contra la infección por SARS-CoV-2.


De acuerdo con un estudio publicado en el año 2014 en la revista científica Cell llevado a cabo por los investigadores Valter Longo, Chia-Wei Cheng y colegas de la USC (University of Southern California), se descubrió que el ayuno reduce los recuentos de glóbulos blancos. Lo que, a su vez, activa el sistema inmunológico para que comience a producir nuevos glóbulos blancos. Entonces, cuando nos alimentamos de nuevo (es decir, cuando salimos del ayuno), nuestras células madre proliferan y migran para reponer las células que se reciclaron. En otras palabras, ayunar durante un tiempo determinado renueva las principales células de nuestro sistema inmune. Esto es de VITAL IMPORTANCIA para mantener nuestra salud y evitar enfermedades que se pueden prevenir ayunando.



El ayuno puede ser un gran aliado de nuestro sistema inmunológico


Los linfocitos (o glóbulos blancos) son un componente imprescindible del sistema inmunológico. Cualquier defecto en este sistema se relaciona directamente con el envejecimiento y con las enfermedades en general. El estudio realizado por Cheng y Longo demostró que varios ciclos de ayuno favorecen la protección de los linfocitos de la quimiotoxicidad en pacientes en ayunas, lo que se traduce en una significativa disminución de la inmunosupresión y la mortalidad causadas por la quimioterapia en pacientes con cáncer. Esto se evidencia en los cambios dentro de la transducción de señales en las células madre hematopoyéticas a largo plazo (LT-HSC) y en las células de nicho.


Los efectos «prorregenerativos» del ayuno sobre las células madre son un gran descubrimiento para la ciencia, y para nuestra especie en general. Una medicina preventiva al alcance de quien quiera usarla para la regeneración celular equilibrada. Esto nos da una gran dosis de esperanza.



El ayuno como medicina preventiva nos lleva a la conclusión que no necesitamos costosos programas, ni desorbitantes inversiones en salud. La explicación, en resumidas cuentas, es que el ayuno prolongado promueve la autorrenovación de nuestras células, lo que se traduce en un sistema inmune más competente que permitiría mejorar nuestra situación pandémica actual. Algo simple de alcanzar si incluimos la práctica del ayuno y la acompañamos con un estilo de vida saludable.


El compromiso sincero para mejorar tus hábitos es el primer paso que puedes dar para recuperar lo más valioso que tienes, tu salud, que es lo que te permitirá alcanzar tus objetivos.


¡Aprende todo lo que necesitas saber para ayunar de manera saludable!


Suscríbete para estar al tanto de nuestras novedades.