Image by Martin Sanchez
 

UNA SOLUCIÓN SIMPLE PARA PROBLEMAS COMPLEJOS

El ayuno, cuando es bien entendido y practicado correctamente, es una herramienta sumamente útil, simple, eficaz, natural, gratis, sostenible y avalada por la ciencia que tiene el poder de ayudarnos a salir de las pandemias que tenemos como humanidad, y prevenir las que se avecinan si no cambiamos nuestro estilo de vida.

Todos los años vemos en los diferentes medios de comunicación noticias sobre nuevos virus que contagian a miles de personas creando pánico globalizado y crisis sanitarias importantes, como por ejemplo el Ébola, Gripe A, el Sars y por último el nuevo Coronavirus SARS-CoV-2 que estamos sufriendo ahora mismo en todo el mundo. Estas noticias por pequeño que sea el brote enseguida se viralizan y causa un temor enorme en la población.

Estos virus tienen un gran potencial para dañar la salud de las personas y dañar la económicas de los países, pero hay otra pandemia invisible en nuestras sociedades que posiblemente sea mucho más dañina que todos estos virus, la "pandemia de la inflamación y la inflación".

Es importante entender que la trilogía: alimentación saludable, actividad física funcional y manejo del estrés, son indispensables para una respuesta inmune adecuada, por lo tanto son un componente indispensable para la prevención y control de esta pandemia (y futuras).


Y que la trilogía de la enfermedad es la inflamación crónica, el estrés crónico y la deshidratación crónica. 


La pandemia de COVID-19 en el contexto de una población con la trilogía de la enfermedad dada por la obesidad y las enfermedades crónicas está colapsando los sistemas de salud. Por eso, todo profesional de la salud debería ser formado con conocimientos y experiencias que le permitan establecer una intervención básica para promover las bases de estilos de vida saludables que incluyan la alimentación, actividad física y reducción de hábitos perjudiciales para la salud como el consumo de alcohol, tabaco y otras drogas.


Tener conocimiento sobre el tratamiento integral de la obesidad (con todos sus elementos) es una responsabilidad profesional y ética de los médicos, fundamental para lograr el control de esta condición patológica.


Para ello es necesario que se fomente a través de la academia, el sector de la salud y las organizaciones nacionales e internacionales, el desarrollo de competencias y capacitación que permitan intervenciones de mejor calidad y de la forma más oportuna. 


Además de fortalecer el primer nivel, son indispensables esfuerzos de salud pública que faciliten la toma de decisiones saludables de la población para lograr progreso en la prevención y control de la obesidad (y de muchas otras enfermedades relacionadas con el estilo de vida).


Se puede, es cuestión de voluntad y compromiso.

 
Image by Bill Oxford
 

ATENCIÓN: EL AYUNO NO ES UNA PANACEA

Los seres humanos buscamos siempre una cura milagrosa, un remedio o solución que sirve para cualquier tipo de problema (panacea) y mejor si no requiere de ningún esfuerzo.

Aunque resulte muy tentador pensar que el ayuno es la salvación del planeta, siempre me gusta recordar que no existen las panaceas ni las curas definitivas, por lo que el ayuno no debe entenderse como "la solución" para todas las enfermedades y para no envejecer, sino una herramienta a ser usada de manera consciente por haber demostrado históricamente su seguridad y eficacia. Sin mencionar que es GRATIS PARA TODO EL MUNDO! 

Así, el ayuno podría ser un muy buen aliado, ayudándonos a evitar enfermarnos innecesariamente y también evitar envejecer antes de tiempo. 

Pero, para que el ayuno juegue a favor de nuestra salud es necesario, primero: conocer bien cómo funciona (algo que ya estás haciendo); y segundo: practicarlo correctamente (algo que también estás haciendo : )

Este programa lo diseñe en pleno 2021 como mi humilde aporte para ayudar a mejorar un momento crítico para la salud planetaria. Estamos en el año en el que está quedando en evidencia que nuestra salud como humanidad y la salud de la Tierra están al punto del colapso por nuestros desequilibrios, principalmente por un estilo de vida antinatural. 

No me canso de repetir que NO nos conviene ir en contra de la naturaleza, porque el resultado es evidente, vamos a perder. Lo que estamos viviendo es un claro ejemplo de ir en contra de las leyes naturales y lo estamos pagando con enfermedades globalizadas, crisis ambientales, financieras y humanitarias.

Nunca antes estuvimos en una crisis tan grande y nunca antes estuvimos tan desconectados de la naturaleza. La falta de cuidado que tenemos con la salud de la Tierra es la misma falta de cuidado que tenemos con nuestra salud personal. Ya no podemos separar la salud humana de la salud planetaria. Tampoco podemos pretender tener salud personal sin pensar en la salud de nuestra sociedad. 

Estamos empezando a entender la relación que existe entre la destrucción de los ecosistemas y las zoonosis dentro de una crisis ambiental sin precedentes (como son el cambio climático, la destrucción de ecosistemas y la extinción masiva de especies). 

Cada vez contamos con más evidencia de que las pandemias casi siempre comienzan con una zoonosis, por un desequilibrio en el ambiente donde se produce el primer brote.

Hoy nos encontramos en la intersección de la pandemia por COVID-19 con las pandemias de la obesidad y las ENT. Y a esto le estamos sumando una crisis financiera y social tenemos todos los condimentos para que la salud planetaria termine de colapsar (sindemia). 

  • Pero, hay esperanza cuando sabemos que hay soluciones : ) 

Si observamos la historia de la humanidad podemos ver que el ayuno y el silencio siempre fueron dos herramientas muy poderosas para mejorar la salud física, mental, emocional, social, ambiental y espiritual. 

Ayunar acompañado de una alimentación saludable, ejercicio moderado y buen descanso son las herramientas más simples, inteligentes, estratégicas, económicas y respetuosas que podemos practicar durante esta pandemia y cada vez que estamos enfermos.

Yo pienso que la raíz de nuestros problemas de salud y humanitarios es la falta de respeto y de cuidado de nuestra vida como lo que es, algo sagrado.

Es tan simple como mirar a nuestro alrededor y hacia adentro de nosotros mismos para llegar a la conclusión de que son muy pocas las personas las que se cuidan y que respetan las leyes naturales actuando con integridad por el bienestar de todos y que realmente tienen una actitud proactiva para mejorarse y mejorar la condición humana en el planeta. 

Es que sin casi darnos cuenta empezamos a vivir en un mundo altamente informatizado y mental, nos vemos conectados a tanta tecnología que nos cuesta tener tiempo y ganas de cuidar nuestro propio cuerpo y limpiar nuestra mente. Y lo más preocupante es que internet, las películas, la realidad aumentada, las aplicaciones que usan inteligencia artificial, los videojuegos en red y la realidad virtual están tomando cada vez más de nuestro tiempo. 

Tiempo es vida, es crecimiento, es realización, es tiempo para estar con nosotros mismo y cuidarnos, es un momento para compartir con quienes queremos y una oportunidad para realizar nuestros sueños.

Si hay algo que casi todo el mundo sabe por experiencia propia o ajena, es que esta falta de cuidado nos está trayendo muchos problemas, a todo nivel. Y que no nos conviene seguir así. 

El calentamiento global nos indica que no nos queda mucho más tiempo para empezar nuestra jornada de cura colectiva consciente y responsable. 

Tal vez el lado positivo de perderse en la información, la tecnología y la comida adictiva, es que nos enseña que el conocimiento, el sabor, el placer, el exceso de información y el sedentarismo tienen la capacidad (más que demostrada) de seducirnos, confundirnos, distraernos y desequilibrarnos, alejándonos del camino del autoconocimiento, del crecimiento personal consciente, la autocura intencional y la búsqueda de la sabiduría.

La práctica del ayuno consciente y saludable acompañada de momentos de silencio e introspección, pueden ser de gran ayuda para resolver estos grandes problemas de una manera muy simple, efectiva, democrática y natural, que cada persona puede adaptarlo a sus necesidades y practicarlo de manera gratuita hasta obtener sus beneficios.


Pero para saber, no basta solo con conocer, sino que hay que practicar y experimentar. 

La vida es una experiencia única e irrepetible. A cada instante estamos renovando nuestras células y tenemos, literalmente, la posibilidad de reinventarnos y recrearnos : )

 
Image by Bermix Studio
 

AYUNAR PARA NO ENFERMAR

Si el ayuno renueva nuestras células, incluidas las del sistema inmune, entonces podemos decir que es una medicina preventiva gratuita y natural muy eficiente (como ninguna otra)

En  el estudio de 2014, el investigador pionero en ayuno Valter Longo y sus colegas de la USC descubrieron que el ayuno reduce los recuentos de glóbulos blancos, lo que a su vez activaba el sistema inmunológico para que comience a producir nuevos glóbulos blancos. Y una vez que nos alimentamos nuevamente, nuestras células madre proliferan y migran para reponer las células que se reciclaron. 

  • En otras palabras, ayunar durante un tiempo determinado renueva las principales células de nuestro sistema inmune. Esto es de VITAL IMPORTANCIA para mantener nuestra salud y evitar enfermarnos innecesariamente. 

Los linfocitos (o glóbulos blancos) son un componente clave del sistema inmunológico y los defectos de este sistema están directamente relacionados con el envejecimiento y con las enfermedades en general. 

La explicación resumida es que el ayuno prolongado promueve la resistencia al estrés, la autorrenovación, y regeneración celular equilibrada, al reducir los niveles de IGF-1 y la actividad de PKA en varias poblaciones celulares, lo que lleva a cambios en la transducción de señales en las células madre hematopoyéticas a largo plazo (LT-HSC) y en las células de nicho.

En el estudio de Longo se demostró que varios ciclos de ayuno favorecen la protección de los linfocitos de la quimiotoxicidad en pacientes en ayunas disminuyendo la inmunosupresión y la mortalidad causadas por la quimioterapia. 

Estos efectos "proregenerativos" del ayuno sobre las células madre son un gran descubrimiento para la ciencia, y puede darnos esperanza para mejorar nuestra situación de salud actual.

 
Image by ja ma

MÓDULO 11

Propuesta de la última semana y recetario completo